Diferentes tensiones que contribuyen al divorcio

El matrimonio es una gran experiencia, pero a veces también puede ser estresante. Cada matrimonio enfrenta sus altibajos y giros y vueltas. Las parejas más fuertes son las que han resistido las situaciones más desafiantes juntas. Las situaciones estresantes y desafiantes son parte integrante de la vida y prepararse para ellas puede ayudarlo a construir una relación más sólida con su cónyuge. Aquí hay una lista de algunos de los factores estresantes más comunes que contribuyen al divorcio:

  1. Problemas financieros

Las tensiones relacionadas con el dinero a menudo se enumeran como la causa principal del divorcio. Esto es irónico porque el divorcio en sí termina causando una gran cantidad de estrés financiero. La pareja necesita estar en la misma página cuando se trata de lidiar con asuntos de dinero, y esto se relaciona con cómo y dónde se gasta e invierte el dinero.

  1. Miscommunication

La comunicación es una de las piedras angulares de un matrimonio exitoso. Si no se comunica con su cónyuge de manera consistente y clara, su matrimonio se verá afectado. Algunas personas tienden a guardar silencio ante la adversidad y a retirarse a su caparazón. Esto solo puede conducir a malentendidos, más argumentos y estrés adicional.

  1. Frustración sexual

Esto puede sorprender a muchos, pero no es raro que las personas se divorcien porque uno o ambos cónyuges están sexualmente frustrados. Si bien se necesita más que buen sexo para construir un matrimonio sólido, es casi imposible construir uno sin él.

  1. Estrés y agotamiento relacionados con el trabajo

La mayoría de las personas tienen carreras muy exigentes hoy y corren a un ritmo bastante loco. Vivimos en un mundo de competencia despiadada en el lugar de trabajo. La cultura laboral remota ha borrado las líneas entre el trabajo y el hogar, e incluso cuando las personas están en casa, sus mentes están en la oficina. Algunas personas se sumergen tanto en su trabajo que inconscientemente ven a su pareja como una fuente de estrés.

Hay momentos en que las personas traen su estrés laboral a casa, lo que también puede ser un problema. Una carga de trabajo de oficina excesiva puede provocar un agotamiento que solo aumentará el estrés. Las parejas necesitan aprender a compartimentar sus vidas. Cuando llegan a casa, el trabajo debe quedar atrás.

  1. Desacuerdos

Es raro encontrar una pareja que esté de acuerdo en cada cosa. Si bien cada socio puede tener su opinión, la clave está en no estar de acuerdo con un espíritu unificado y con un nivel de respeto mutuo.

Al cerrar …

Como puede ver, los estresores vienen en todas las formas y tamaños. La situación de cada pareja es única y es posible que lo que enfrentas no aparezca en esta lista. Hoy en día, la mayoría de las personas trabajan más horas, dedican mucho menos tiempo a sus cónyuges y se sienten demasiado agotadas para tener relaciones sexuales. El estrés laboral y la vida acelerada dejan a las parejas muy poco tiempo para conectarse y estar sincronizados entre sí.

Esto altera drásticamente la química entre ellos, haciendo que su matrimonio sea frágil. Un matrimonio fuerte no sucede por casualidad. Se necesita una cierta cantidad de tiempo, esfuerzo, comprensión y compromiso para que funcione.